lunes, 11 de octubre de 2010

0

Cómo Usar Correctamente las Velas en la Magia

Petitabruixa Libro de Sombras



























Nuada te invita a leer este nuevo post !!!


Las velas son elementos muy poderosos y saber cómo utilizarlas es una condición esencial para que la Magia funcione.


La vibración se activa, libera y amplifica cuando la vela se prende. Al igual que la llama, el color se expande en el área de la luz y allí produce su efecto. 

Veamos entonces qué debemos tener en cuenta para que las velas cumplan su función mágica:

- El color debe estar determinado por el propósito que desees alcanzar. Consulta los efectos de cada uno y, si lo necesitas, sus correspondencias con otros elementos.


- Todas las velas pueden ser purificadas y bendencidas antes de ser usadas, a fin de limpiar la negatividad que pudieran haber absorvido. 

Este proceso, que se suele llamar "curación", fortalece el color con el que se va a trabajar y le otorga mayor efectividad.
La curación o unción se hace con aceite de oliva virgen. Tienes la opción de elegir aceites naturales que venden en tiendas esotéricas pero, la tradición mágica mediterránea es "vestir" la vela con aceite de oliva.

El procedimiento consiste en frotar la vela con el aceite desde abajo hacia arriba. Este acto no es imprescindible aunque es cierto que potencia la Magia. Si no deseas hacerlo, puedes pedir que se cumpla tu deseo, si así debe ser, o rezar una plegaria y, de esa manera, la vela también queda consagrada.

- Cuando hayas usado una vela para un fin, no debes volver a utilizarla para ninguna otra cosa, ya que estarías mezclando energías distintas y no conseguirías más que anular el ritual.


Las velas usadas o consumidas deben ser arrojadas a un curso de agua, al mar, enterradas en el jardín, en una maceta o bien colocarlas dentro de una bolsa de plástico, que anudarás tres veces, y vertirás en un contenedor sin mirar atrás.

- Cualquier vela de colores tiene efectividad, siempre que el fin perseguido no dañe a ninguna persona ni interfiera en su libre albedrío. El efecto, en estos casos, es negativo y volverá sobre ti, más tarde o más temprano.

- Apagar las velas constituye la finalización del proceso mágico. Es el momento en que se concreta el ritual. Par hacerlo, usa una taza pequeña o un cono para cubrir la llama y apagarla. No soples jamás. 
Recuerda que al prenderla debes hacerlo siempre, siempre con cerillas de madera. 

Bien, esta pequeña pero efectiva guía te puede ayudar a empezar a usar las velas de manera correcta.


Que la Diosa nos bendiga !!!